Valoración del paciente con gota

Para la valoración del paciente con gota primero será importante conocer en qué consiste la enfermedad de gota o hiperuricemia. (Puedes consultarlo pulsando en el enlace). Como siempre, la valoración del paciente la haremos siguiendo los patrones funcionales de salud.

Percepción y mantenimiento de la salud

Es muy importante conocer la actitud que presenta el paciente ante la enfermedad. Como la gota va muy relacionada con la alimentación, será necesario conocer la dieta del paciente. Saber qué come, si toma alcohol, si fuma, etc. También será importante saber si tiene dificultades para seguir la dieta propuesta.

Nutricional y metabólico

Como decíamos anteriormente, será importante conocer los hábitos dietéticos del paciente. El paciente debería seguir una dieta terapéutica, reduciendo la ingesta de proteínas y grasas, así como beber al menos dos litros de agua diarios.

Eliminación

En este apartado valoraremos si la ingesta hídrica es adecuada y está en concordancia con la diuresis. Es posible que el paciente tenga cálculos urinarios o tome diuréticos, por lo tanto, debemos preguntarle.

Actividad y ejercicio

Es frecuente que el paciente tenga dolor articular y eso le provoque dificultades para realizar las actividades de la vida diaria, así como deformidades.

Sueño y descanso

Si tiene dolor, puede verse afectada la capacidad para conciliar el sueño.

Rol y relaciones

Será útil valorar el apoyo familiar que tiene el paciente.

Afrontamiento y tolerancia al estrés

Si las actividades de la vida diaria están afectadas, es posible que el paciente tenga ansiedad debida a la perdida de autonomía.