Especialidades enfermería: situación real

Sara nos ha escrito un segundo post, continuación del post «qué pasa al terminar enfermería«. En este nuevo post nos habla de la situación real de las especialidades de enfermería, súper interesante. 

En el anterior post se trató el desconocido mundo tras finalizar la carrera de enfermería. Ese momento en que empiezas a trabajar si te toca la llamada ganadora de contratación. Al final, te das cuenta de que estas sola/o ante el peligro y que debes responder como un/a profesional experimentado en cualquier campo de actuación en el que te enfrentes a lo largo de tus varios contratos o en otros casos, a lo largo del día (quien es correturnos lo sabrá bien).

La solución para este desaguisado fue la creación de las especialidades de enfermería. Se trata de trasladar la formación específica que está completamente implantada y normalizada de los médicos (MIR) a la enfermería (EIR).

En total hay establecidas siete especialidades. Vamos a ver la evolución de cada una:

  • Enfermería Obstétrico- Ginecológica, más conocida como Matrona. Esta especialidad está implantada en todas las Comunidades Autónomas, (que no en todas las provincias) y es la más longeva de todas ellas (se creó en 1957). Está interiorizada en la mente de todas las personas, tanto profesionales como pacientes. ¿Alguien concibe el seguimiento de una mujer embarazada, parto, puerperio, lactancia…., sin una matrona? La respuesta es no. Y a pesar de ser la especialidad más desarrollada en nuestro país, sinceramente, su campo de actuación está algo estancado y precisa darle un empujón para darle el protagonismo que merece.
  • Enfermería de Salud Mental. Esta especialidad es una que empieza a implantarse poco a poco (muy poco a poco de hecho). Su creación fue en el año 1998 y a día de hoy, existen muchos profesionales con esta especialidad, con formación por vía EIR que lo único que pretenden es trabajar en el campo para el que se han preparado, la atención al paciente con trastornos mentales.
  • Enfermería Familiar y Comunitaria, su trabajo se centra en los Centros de Salud, en el trabajo de prevención y promoción de la salud tanto del individuo como de la comunidad, del cuidado de las familias en sus domicilios y apoyo al cuidador, entre otras muchas labores. Esta especialidad, tan importante suele ser el final laboral de los profesionales de especializada, que en los concursos de traslados piden ir a los Centros de Salud para quitarse de encima los turnos y la nocturnidad (increíble y absolutamente injusto). Bien, hay repartidos por donde pueden cientos de enfermeras/os especialistas esperando a la creación de la categoría profesional. ¿La fecha?, mayo del 2021. Lo habéis leído bien. Paciencia.
  • Enfermería Médico- Quirúrgica. Lo definí en el anterior blog como un cajón desastre donde cabe todo y lo es. Si los compis de Comunitaria deben tener paciencia, a estos les vamos a dar un tranquilizante, se prevé la creación de la categoría en el año 2024. Y dentro de esta especialidad, hay que pensar que hay Servicios que son muy específicos (valga la redundancia) como por ejemplo Urgencias, Cuidados Intensivos….y que deben considerarse a parte. Médico- Quirúrgica está mas que en pañales aún (con tanto margen de tiempo, no hay que acelerarse), sin unidades docentes, temario….
  • Enfermería Pediátrica. ¡Qué difícil es cuidar a un niño…y a un adolescente….y a un bebé! Tanto en los Centros de Salud, como en las unidades hospitalarias (planta de pediatría, urgencias pediátricas) se hace fundamental contar con profesionales que conocen y manejan a este tipo de pacientes, es tranquilizador para los padres y resto de familiares. Todas/os recordamos aquella noticia de una compañera que se equivocó con la vía de administración de una nutrición (era su primer día en Neonatos) y las consecuencias tan nefastas sucedidas. Es vital que el personal tenga los conocimientos necesarios para desempeñar su función con la mayor seguridad posible. Es incomprensible que se tenga que esperar hasta el 2019 para crear la categoría, y que un número de Comunidades Autónomas estén esperando como si nada a…..ni lo sé.
  • Enfermería Laboral. Esta es la que yo identifico como una de las grandes olvidadas. En gran parte porque su labor asistencial se encuentra localizada en el ámbito privado y ya se sabéis que todo lo que no es público parece que no cuenta. Hubo prueba por vía excepcional para la concesión del título sin pasar por la formación EIR y la creación de la categoría en papel estaría ya concedida (según el ministerio a finales de 2016 se tendría que haber creado la categoría). ¿La realidad?: sólo hay 5 Comunidades Autónomas donde se puede cursar con un total de 19 plazas (bueno, en la próxima convocatoria 18). Esta especialidad, debería al menos incluirse en el programa de prácticas de las Escuela, sería de justicia igualarla al resto de modalidades.
  • Enfermería Geriátrica. La otra gran olvidada junto con la Laboral. Cuidar a los ancianos no suena muy alentador y en general, desde que estas estudiando en las escuelas el asunto geriátrico no suele llamar demasiado la atención. Además, se suele trabajar mayoritariamente en el sector privado (salvo honrosas excepciones) con menos medios y con un sueldo que no es para tirar cohetes. Las diferencias siguieron hasta en el examen por vía excepcional (tuve el honor de vivir en mis propias carnes esa experiencia) que fue una ofensa a toda nuestra profesión y que corroboró que aquellos que planificaron el examen, no sabían y dudo que sepan lo que significa la enfermería. Se tuvo que repetir el examen evidentemente con final feliz (o al menos normal). Bien, esta especialidad está ahí, con creación de categoría el año que viene (supuestamente, como dicen en los telediarios) y apenas 11 plazas para cursar que parece que para la próxima convocatoria serían (redoble de tambores) 21. Ahora, si lo quieres cursar, búscate la vida, porque las Comunidades donde se puede, están bajo mínimos.

Próximamente, el día 10 de Febrero del año que viene se hará un examen EIR donde se ofertan un total de 1051 plazas. Estas quedarían distribuidas de la siguiente forma:  375 son de Enfermería Obstétrico-Ginecológica; 193 de Enfermería de Salud Mental; 18 de Enfermería del Trabajo; 128 de Enfermería Pediátrica; 316 de Enfermería Familiar y Comunitaria y 21 de Enfermería Geriátrica. Os diré que a fecha de hoy no podéis presentaros porque el plazo ya acabó, pero podéis pensar en la siguiente convocatoria, en la que ojalá vayan incrementándose el número de plazas. Mientras tanto, esperemos que los mandamases de arriba, aprendan que la enfermería es algo mas que pinchar y curar, que cada paciente en cada momento de su vida merece una atención especial, con profesionalidad y con seguridad, con conocimientos aprendidos y adquiridos en una formación específica. Para mayor tranquilidad del paciente, y por qué no decirlo, también de la nuestra.

Si como Sara, quieres que publiquemos un artículo tuyo, mandalo a laenfermeriareal@gmail.com

Si quieres preparar el EIR como dios manda, te recomendamos este libro de preguntas del examen EIR: