Embarazo de riesgo

La clasificación del embarazo de riesgo se realiza después de una evaluación individualizada de la gestación. Se valora a la embarazada y a su pareja, se realiza una exploración física general y una obstetrico-ginecológica para evaluar la capacidad de la mujer para tolerar la gestación y el parto. (desde un punto de vista físico y psíquico)

Una vez hecha la valoración, se asigna un nivel de riesgo a la gestante, aunque es una clasificación provisional ya que puede cambiar a lo largo del embarazo.

Clasificación de los niveles de embarazo de riesgo

Riesgo bajo (0)

No se les ha identificado ningún factor de riesgo.

Riesgo medio (I)

  • anomalía pélvica
  • baja estatura de la mujer (inferior a 1.50m)
  • cardiopatía I (cardiopatía que no limita la actividad física)
  • control insuficiente de la gestación (menos de 4 visitas prenatales o la primera visita se ha realizado después de la semana 20)
  • diabetes A (diabetes gestacional)
  • desconocimiento de la fecha de la última menstruación
  • edad inferior a 16 años o superior a 35
  • esterilidad previa
  • fumadora (diez o más cigarros al día)
  • gestante de gemelos
  • hemorragia durante el primer trimestre de embarazo
  • incremento excesivo o insuficiente de peso (menos de 5 kg o más de 15)
  • incompatibilidad de RH
  • infección urinaria
  • infección materna (toxoplasmosis, rubeola…)
  • obesidad (20 kg o más)
  • VDRL positivo
  • periodo intergenésico menor de 12 meses

Riesgo alto (II)

  • amenaza de parto prematuro
  • anemia
  • alcoholismo
  • cardiopatia II (cardiopatía causante de una limitación ligera de la actividad física)
  • drogadicción
  • enfermedad endocrina
  • embarazo prolongado (42 semanas o más de gestación)
  • hidramnios y oligoamnios
  • hemorragia en el segundo o tercer trimestre de embarazo
  • historia obstétrica desfavorable (dos o más abortos previos, uno o más partos prematuros, cesárea anterior, partos distócicos, una o más muertes fetales o neonatales, antecedentes de retraso del crecimiento fetal)
  • malformación fetal
  • presentación viciosa
  • toxemia leve
  • riesgo de retraso en el crecimiento fetal
  • malformación uterina o cirugía uterina previa
  • mortalidad perinatal recurrente

Riesgo muy alto (III)

  • cardiopatias III y IV (causa una gran limitación de la actividad física o descompensación ante cualquier actividad)
  • estado hipertensivos del embarazo (tensión arterial sistolíca de más de 140 mmHg o diastólica de 90 mmHg o incremento de 20 mmHg de la tensión arterial diastólica, acompañada o no de signos de toxemia (edemas, albuminuria)
  • retraso del crecimiento intrauterino
  • diabetes B
  • isoinmunización
  • placenta previa
  • patología asociada grave

Artículos relacionados: