Balance hídrico: procedimiento

El balance hídrico consiste en comparar el volumen de los líquidos que ingresan en el cuerpo con los que se pierden en un periodo de 24 horas.

Objetivos del balance hídrico

El balance hídrico es útil para saber si el paciente retiene o pierde demasiados líquidos y así valorar el estado de hidratación y el equilibrio hidroelectrolítico del paciente

Indicaciones

  • Pacientes en UCI
  • Enfermedades con consecuencias hidroelectrolíticas: enfermedad renal, cardiaca, gastrointestinal, metabólica, etc.
  • Sueroterapia, administración de diuréticos, esteroides y potasio.
  • Ingesta de nutrición enteral o parenteral.

A tener en cuenta…

Ingresos

  • Para el cálculo de las necesidades de líquidos diarias hay que tener en cuenta que es 1 ml por cada kcal.
  • Las gelatinas y los helados son considerados líquidos, por tanto hay que sumarlos en el recuento. Al contrario que el puré, que se considera sólido.

Pérdidas

  • En pacientes con quemaduras importantes, se incrementan las pérdidas insensibles unos 5 litros al día.
  • En condiciones de ejercicio extremo o temperatura y humedad altas, las pérdidas por sudor son de hasta dos litros por hora.

Procedimiento de balance hídrico

Ingresos

  • De media se aportan 1500 ml de líquidos al día. Para medirlos es útil conocer los ml que contiene el recipiente.
  • Los alimentos también contienen agua y se estima que de media, el volumen que entra por esta vía es de entre 800 y 1000 ml al día.
  • En referencia a la aportación anterior, los alimentos con más agua son las hortalizas, seguidas de frutas, pan, carne, pescado y huevos.
  • Existe un aporte que proviene de la oxidación de los alimentos (agua metabólica) que se estima que aporta unos 300 ml de agua al día.
  • Importante sumar el aporte de la sueroterapia, la nutrición parenteral y enteral y toda aquella medicación que se administre en sueros de más de 10 ml.
  • Los enemas también se deben tener en cuenta.

Pérdidas

Sensibles:

  • La orina puede contabilizarse muy facilmente si el paciente es portador de sonda vesical. Si no es asi, se puede recoger la orina en bote graduado o pesar el pañal. Suele ser una pérdida de 1300-1800 ml al día.
  • Las heces también cuentan como pérdida de líquidos (unos 150-200 ml al día)

Insensibles:

  • Con la espiración, se expulsa una media de 400 ml al día. Si el paciente tiene taquipnea (más de 25 respiraciones por minuto) esta cantidad se debe aumentar en 0.2-0.3 ml/kg/hora durante el periodo de taquipnea.
  • Piel: calcular 6ml/kg/día (media 600 ml/dia)

Otra forma de calcular la PIB (pérdidas insensibles basales) es 0.5 x peso x nº de horas de balance.

Situaciones especiales:

  • Sudoración leve 500-1000 ml, moderada 1000-15000 ml e intensa 1500-2000 ml.
  • Fiebre: aumentar en 0.2-0.3 ml/kg/h por cada grado de temperatura del paciente superior a 38ºC.
  • es necesario contar los apósitos húmedos (40 ml de media por apósito) así como el contenido drenado por los drenajes, ostomías, hemorragias, etc.

Cálculo del balance hídrico

Balance hídrico = ingresos – pérdidas (por turno o por 24h)

Resultados: