Atención al recién nacido

Para la atención al recién nacido hay que llevar a cabo una serie de actividades detalladas a continuación:

Examen físico

Hay que llevar a cabo una primera exploración básica para valorar si el recién nacido tiene alguna malformación como por ejemplo labio leporino.

En ese primer examen físico también será necesario comprobar la permeabilidad anal, así como registrar la primera orina y meconio.

Posteriormente, el pediatra ya hará un examen físico y neurológico más exhaustivo.

Cordón umbilical

Una vez de han identificado correctamente la presencia de dos arterias y una vena en el cordón umbilical, este se clampa con el clamp de Hollister.

Profilaxis ocular

Los recién nacidos pueden contraer infecciones oculares al estar en contacto con las secreciones vaginales de la madre. Por ello, a todos los recién nacidos se les aplica un tratamiento profiláctico para las infecciones oftalmicas: eritromicina.

Administración de vitamina K

Se administra a los recién nacidos 1 mg de vitamina K hidrosoluble por vía intramuscular para profilaxis de la enfermedad hemorrágica del recién nacido.

Identificación

El recién nacido debe estar identificado con una pulsera que incluya el nombre de la madre.

Control de peso

Es importante pesar al recién nacido (proteger báscula para evitar pérdidas de calor)

Inicio de la lactancia materna

Es interesante favorecer la lactancia materna justo después del nacimiento, por sus numerosas ventajas. Si la madre y el recién nacido están preparados, se puede iniciar justo después del parto.

Registro

  • hora y fecha de nacimiento
  • sexo
  • filiación de la madre
  • grupo sanguíneo y factor RH materno y paterno
  • resultado test de Apgar
  • medidas de reanimación si se han hecho
  • peso
  • registro de emisión de orina y meconio
  • exploración general del recién nacido
  • medicación administrada

Artículos relacionados: